Malas prácticas en una tienda online

ecommerce

ecommerceVender en Internet no es solo subir productos a nuestro sitio web y esperar a que las ventas lleguen. Es necesario diseñar una estrategia de ventas y un plan de marketing, y también hay buenas y malas prácticas que deberíamos considerar. En artículos anteriores revisamos las buenas prácticas, hoy vamos a ver lo que NO deberíamos hacer para no perder ventas:

Descuidar la atención al cliente: Que la tienda sea online no significa que nuestro trabajo se acabó al subir los productos. Las tareas de atención al cliente son importantísimas, es importante que el cliente pueda despejar todas las dudas que tenga sobre producto, la forma de pago o de envío. Por eso, el modo y el tiempo de respuesta a las consultas son fundamentales. Si tenemos la posibilidad de ofrecer un chat online es una excelente opción, pero siempre y cuando contemos con los recursos para sostenerlo, y que los clientes no queden frente a la pantalla “esperando” a ser atendidos. Si no está en nuestras posibilidades ofrecer un chat online, podemos ofrecer atención telefónica o por formulario, pero debemos tener un tiempo rápido de respuesta.

No incluir información clara sobre el proceso de compra, los medios de pago y las formas de envío: Para los clientes es importante no tener dudas sobre las formas de pago y la manera en la que recibirán sus productos. Esto los ayudará a decidir la compra.

Brindar descripciones engañosas sobre los productos: El producto que el cliente ve en la tienda tiene que ser el que recibe en su casa. Si está comprando algo de mediana calidad, tiene que saberlo de la misma manera que si fuera un comercio físico. Intentar mejorar nuestros productos mediante imágenes o descripciones mentirosas, es contraproducente. A la larga decepcionamos a nuestros clientes y negativizamos la imagen de nuestro comercio.

Utilizar nombres o categorías de fantasía: Muchas veces, por querer ser creativos y originales, se utilizan categorías o nombres de producto de fantasía. Esto no ayudará a nuestros compradores a encontrar los productos que están buscando, ya que  ellos no conocen esos nombres. Además no es conveniente tampoco en términos de SEO, porque cuando se realizan las búsquedas en Google se hacen por el nombre del producto, entonces nuestro sitio web no aparecerá entre los resultados ya que no estamos utilizando las palabras clave que corresponden.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *