¿Tiro o no tiro mis servidores?

¿Tiro o no tiro mis servidores?

La tendencia global hacia el uso de tecnologías de virtualización y a la contratación de servidores privados virtuales en la nube, ofrecidos por empresas de hosting, es imparable. ¿Pero es necesario tirar todos los servidores propios y llevar todo a la nube? Claro que no; se puede ir ingresando a ese mundo de manera progresiva. Y por otro lado hay que bregar por amortizar  los servidores físicos existentes, si es que aun tienen vida útil.

Definitivamente un Cloud VPS (servidor privado virtual en un entorno Cloud) es la alternativa adecuada para el alojamiento de sitios web con alto tráfico -ya sea permanente o estacional-, o bien para aquellos portales que tienen aplicaciones interactivas o que procesan transacciones de algún tipo. Afirmamos que un servidor privado virtual es lo apropiado por costo, escalabilidad, flexibilidad y confiabilidad.

Para empresas que corren procesos en sus servidores locales (on premise), puede utilizarse un VPS, por ejemplo, para montar un sitio de backup remoto. De esta forma, la copia de seguridad de la información clave de una organización se almacena en un lugar alejado y seguro, con lo cual los datos quedan resguardados y se los puede recuperar ante cualquier emergencia.

De la misma forma, se puede montar en un VPS un sitio de contingencia, en donde se replique la aplicación core o las aplicaciones más relevantes, para que -ante cualquier contingencia- un mecanismo automático permita asegurar la continuidad del negocio. Si los servidores locales fallan, se utiliza el sitio alternativo y la operación no será interrumpida con las pérdidas que eso conlleva

Muchas compañías utilizan un VPS para montar allí sus sistemas de correo electrónico. Esto es así porque hoy en día los correos transportan mucha información, y por razones de negocios, contables y jurídicas, es necesario almacenarlos por mucho tiempo… y eso implica contar con mucho espacio en disco. Además, dado el volumen de mails que circulan por el ciberespacio, en las redes se han ido poniendo filtros y restricciones que en ocasiones producen que un correo no llegue a destino oportunamente. Como explicamos en otro artículo de nuestro blog, un VPS puede ser la solución más eficaz en términos técnicos y económicos.

Una última alternativa que comentaremos hoy, ya que no agota todas las posibilidades, tiene que ver con utilizar un servidor virtual para montar un sitio de testing de aplicaciones en desarrollo. En efecto, cuando un equipo de programadores está creando un nuevo sistema para la empresa, necesita ponerlo en línea y hacer diferentes pruebas de funcionalidad, rendimiento y compatibilidad, para lo cual se necesitan dedicar recursos que no siempre están disponibles en la empresa (si se utilizara un servidor que está ‘en producción’ con aplicaciones que se utilizan para la operación cotidiana del negocio, se podría generar alguna falla que afecte, precisamente, el trabajo diario). Por eso contar con un servidor virtual, flexible a que se le modifiquen parámetros y capacidades, es una solución ideal.

Como se puede apreciar en estas líneas, es posible comenzar a trabajar con servidores privados virtuales (VPS), para atender a necesidades muy diferentes. En el caso de los VPS de Allytech, existe la posibilidad de que nuestro personal técnico realice la administración de la infraestructura, aplicando las configuraciones solicitadas por el cliente -e incluso haciendo las sugerencias pertinentes en función de nuestra experiencia- o bien se puede delegar completamente a los técnicos de la empresa que contrata el VPS para que ellos hagan la administración del entorno sin ningún tipo de limitación.

Consulte nuestros planes en vps.allytech.com.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *